LAS JUGADORAS DE CARTAS

slider7b

La Galería de Arte Stoa de Estepona expone “Las jugadoras de cartas”, desde el 22 de noviembre de 2018 hasta el 25 de enero de 2019, una exposición individual de la artista Conchi Álvarez.

La muestra se compone de 14 obras, todas ellas realizadas en acrílico sobre papel de 70 x 50 cm. Se trata de apuntes de rápida ejecución sobre 14 mujeres jugando a las cartas. Y nada mejor que pasar al relato de la propia artista, también comisaria de la exposición, para poder introducirnos en la obra.

“La localización del escenario no es casual, la acción transcurre en Castromembibre, un pueblo castellano de la provincia de Valladolid,  de donde procede mi familia, y en el que hemos pasado las vacaciones desde la infancia. Como la mayoría de los pueblecitos castellanos, tiene poca población, menos de 100 habitantes, lo que ha desarrollado una relación vecinal estrecha y ejemplar. Como he vivido en lugares mucho más densos demográficamente, como Valladolid, Ponferrada, Málaga o Estepona, observar los usos y costumbres de estos castellanos del ámbito rural, siempre me ha generado una gran curiosidad y una admiración enorme. Son varios los retratos que ya he realizado sobre personajes entrañables del pueblo, captando momentos de sana convivencia entre castreños, sobre todo en las fiestas del pueblo, en el mes de julio. Y el retrato que hice de mis padres, “Papá y mamá”, está localizado también en la vieja casa familiar, que está justo en la plaza mayor de Castromembibre.

En esta exposición se desgrana la partida diaria de cartas de la baraja española, durante el verano, en el Concejo, hoy Ayuntamiento, un humilde y digno espacio donde se amontonan documentos del pueblo y donde juegan, cada tarde, las mujeres de Castromembibre. Estas castellanas son dignas herederas de una costumbre centenaria de sano orgullo femenino. Importante recordar que en este pueblo se celebran las Águedas, una tradición que suponía toda una reivindicación femenina en un medio rural de corte masculino. E incluso iban más allá, pues también nombraban “Obispa” en otra de sus celebraciones. Parece como si las mujeres castreñas hubiesen desarrollado un  poder paralelo que se extiende a casi todos los ámbitos de la vida, y que se objetiva en varias mujeres alcaldesas en los últimos tiempos, y que culmina con la actual regidora, Lorena, una joven moderna, inteligente, ingeniera agrícola, e imagen rotunda de una mujer actual.

Cuando tomé las fotos, un par de tardes del mes de julio del año 2009, ya sabía y sentía toda la energía que bullía en torno a esa gran mesa de cartas. Acompañé a mi madre a la partida cargada de curiosidad y ansiosa por vivir esa experiencia mística que mi madre relataba con pasión. Hice fotos y, la verdad,  las fotos no son buenas, a decir verdad, son muy malas, pero han ayudado a “reconstruir” la vivencia de esas dos tardes. Y ¿qué vi, y viví?, pues una partida de cartas que el propio Cézanne habría pintado si la hubiese tenido delante, porque el ambiente de las jugadoras de Castromembibre fue mucho más apasionante que el de los jugadores del artista francés. En cada uno de los retratos creo haber captado el alma de cada una de estas 14 mujeres extraordinarias, llenas de vitalidad, y cargadas de aceptación vital. Sin duda hay personalidades marcadas, y he tratado de reflejar la idiosincrasia de cada una. Retengo en mi memoria cientos de gestos, comentarios, risas, también silencios, incluso gestos robados de tristeza. Con la ventaja de la perspectiva que da el tiempo transcurrido, las veo y recuerdo a todas muy bellas, esa belleza que da la dignidad y un sistema de valores atemporal. Unas más guapas que otras, claro, pero todas cuidadas, luciendo con coquetería su peinado de peluquería de Tiedra, el pueblo cercano, a donde van semanalmente en varios coches. Todas luciendo joyas y ropas con dignidad propia de reinas, porque en ellas subyace el viejo orgullo castellano de ser hombres y mujeres libres, en medio de una Europa medieval de siervos. Mujeres con sencillez cargada de grandeza, que conversan de política desde la atalaya de siglos y siglos de perspectiva vital, que más que hablar, sentencian, con sabiduría ancestral, que emocionan por su sencillez y lealtad, que podrían ser heroínas del día a día, a las que sólo les falta marketing.

CONCHI-ALVAREZ
CONCHI ÁLVAREZ
h

SEGURA DE SU TRIUNFO

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

¡EL REY GANA!

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

DANDO CARTAS

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

¡QUÉ BUEN JUEGO!

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

ANHELANDO EL AS DE COPAS

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

ATENTA AL JUEGO

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

MELANCÓLICA ESPERA

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

¡YO TENGO EL AS DE OROS!

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

MALA RACHA

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

ESPERANDO CARTAS

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

EXPECTANTE

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

CARTA ESCOGIDA

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm

h

ROBANDO CARTA

Acrílico sobre papel Fabriano

70 x 50 cm