LA ANDALUCÍA QUE AMO

LA ANDALUCÍA QUE AMO

EXPOSICIÓN INDIVIDUAL DE CONCHI ÁLVAREZ

La Galería de Arte STOA expone, desde el 27 de febrero hasta el 22 de marzo, la individual de Conchi Álvarez “La Andalucía que amo”. Esta castellana de nacimiento y andaluza de adopción, vive y adora una tierra que acoge al que llega, con los brazos abiertos, una tierra que invita a quedarse, a disfrutar de la vida. La muestra está estructurada en cuatro apartados: la mujer andaluza, el ritual de la mujer flamenca, la cantaora y la Alcazaba de Málaga. Pertenecen a series que no están cerradas, en las que trabaja de forma intermitente, y que evidencian un amor inmenso y una fascinación infinita por Andalucía.

La artista plantea el mundo de la mujer con una visión intimista y amable. Reinas del lienzo o la tabla, despliegan toda la complejidad femenina, pletóricas de exuberante sensualidad, sin perder delicadeza. Soberanas que sueñan escenas imposibles, siempre conscientes de su belleza, se convierten en iconos rafaelitas de “representación interior” de “la perfecta femineidad” en palabras de Panofsky. Y la mirada caprichosa de la artista se enfoca en la que es una de sus fascinaciones: el mundo del flamenco, siendo una de las series más importantes de su pintura la mujer andaluza, la mujer flamenca. En palabras de la propia artista “una mujer aparentemente como las demás, corriente y normal que, cuando comienza el Ritual y se pone su impactante vestido, su peineta, sus flores en el cabello, sus exagerados pendientes y se mira al espejo, ya no es ella, es como una novia en el día de su boda, se ve guapa, más que guapa, preciosa, y eso la eleva a la atalaya de la belleza inmortal y allí se transforma en una auténtica diosa, con un poderío y un aura de hembra codiciable que arrasa ante todo hombre a su alrededor…y ya no hay más mujer que ella, porque todas las miradas le pertenecen. Naturalmente es consciente de la fugacidad de ese sentimiento pues, como Cenicienta flamenca que es, sabe que las campanadas del final de la Feria la remitirán de nuevo al mundo de las fealdades, inseguridades, desamores, a la normalidad en definitiva. Esta metamorfosis, este fascinante ritual transformador, mucho más complejo de lo que aparentemente parece, es el tema central de la serie pictórica. Con “Preparando el Ritual” empieza la serie, aún en ejecución, sobre el Ritual Femenino, cuyo final, bien podría ser “La Bien Plantá”. Como prototipo de hembra andaluza, conoce sus atributos y su poder de seducción. No mira con la altivez provocativa de la Carmen de Merimé, sino desde una atalaya muy superior en poderío. Es el resultado de siglos de superposición de culturas, aprehendiendo lo mejor de cada invasor, sabiendo que lo va a convertir en…”invadido”. Poderosa, inteligente, desarrolla un ritual casi religioso dominado por la sensualidad mediterránea. “El Inicio del Ritual” junto con “Poniéndose el vestido”, despliegan pletórica sensualidad y regodeo en la belleza formal, en esta mujer que escoge y calza su armadura de combate, segura del rotundo resultado final”.

De especial atención es el apartado dedicado a la cantaora Ana Fargas, extraordinaria artista del mundo del flamenco con la que la pintora ha realizado dos performances: “el Cante se hace Color I” y “El Cante se hace Color II”. La más personal, profunda y sentida de estas pinturas es, sin duda, “La Nana Flamenca”, la canción de cuna de una madre invadida primero por la tristeza, el miedo, el dolor… dando paso, después a la esperanza, al optimismo vital, conformándose en un cántico universal sobre la maternidad. Pintura y Cante unidos en una empatía profunda generadora de una pieza musical emblemática. “Enamorándote” recrea la esencia de la seducción femenina: un giro, un etéreo vuelo de mantón…y sólo una mirada para seducir al hombre amado. “¡Entérate!”, en cambio, es la advertencia al amado dentro del juego de la seducción.

Por último, la exposición ofrece ocho obras sobre la Alcazaba de Málaga, todas ellas captan instantes vividos en esta fortaleza musulmana reinterpretada a finales del siglo XIX y comienzos del XX. Obras de un luminismo sureño afín al mundo taifa que refleja este palacio-fortaleza. Inseparable de esta austera arquitectura es su complemento, la otra arquitectura, la del paisajismo aledaño y, por supuesto, la delectación en el urbanismo aleatorio y caótico de mágicas reminiscencias, siempre tan sugerente.

LA MUJER ANDALUZA

h

FINAL DE SEVILLANA

Óleo sobre lienzo

160 x 100 cm

h

FLOR AMARILLA

Óleo sobre lienzo

70 x 73 cm

h

GIRO DE SEVILLANA

Óleo sobre lienzo

60 x 50 cm

h

RAYO DE SOL

Acrílico sobre tabla

50 x 23 cm

h

CONTRAPOSTO DE SEVILLANA

Acríl./tabla 50 x 35 cm

EL RITUAL DE LA MUJER FLAMENCA

h

PREPARANDO EL RITUAL

Óleo/lienzo 56 x 43 cm

h

INICIO DEL RITUAL

Óleo sobre lino

55 x 38 cm

PONIÉNDOSE EL VESTIDO

Óleo/lienzo 55 x 46 cm

h

LA BIEN PLANTÁ

Óleo sobre lienzo

100 x 81 cm

h

LA ÚLTIMA MIRADA (ELLA)

Acríl./tabla 50 x 23 cm

LA CANTAORA

h

LA NANA FLAMENCA

Acrílico sobre tabla

100 x 75 cm

h

¡ENTÉRATE!

Acrílico sobre tabla

80 x 60 cm

h

ENMORÁNDOTE

Acrílico sobre tabla

80 x 60 cm

h

QUEJÍO

Acrílico sobre tabla

70 x 50 cm

h

DEBLA

Acrílico sobre tabla

80 x 60 cm

h

MAGNIFICAT

Acrílico sobre tabla

75 x 50 cm

LA ALCAZABA DE MÁLAGA

h

RINCÓN DE AGOSTO EN LA ALCAZABA

Óleo/lienzo 60 x 50 cm

h

PEQUEÑO VANO AL ATARDECER

Acríl./tabla 38 x 30 cm

h

CIELO DESDE EL PATIO DE LA ALBERCA

Óleo/lienzo 60 x 70 cm

h

MERLONES

Óleo sobre lienzo

35 x 27 cm

h

CONTRALUZ EN HERRADURA

Acríl./tabla 70 x 50 cm

h

R.I.P.

Acrílico sobre tabla

80 x 60 cm

h

PEQUEÑO VANO AL MEDIODÍA

Acríl./tabla 40 x 28 cm

CONCHI ÁLVAREZ

CONCHI-ALVAREZ

TV

Estepona TV. Programa “Café y té”

PRENSA